¡Eso he vendido!

Fue la exclamación de Freddy un productor de café de la zona de Yasica, Matagalpa, cuando Erick y Jerónimo líderes del “Grupo de Emprendedores Cristianos Obreros de la Mies (GECOM)” le presentaron por vez primera el estado de cuenta de sus ventas de banano, en los primeros seis meses de negocios con el grupo.

No era para menos, Freddy había obtenido C$ 220,800 de ingreso por la venta del fruto cosechado de las matas que servían de sombra en su plantación de café, gracias a los cambios en las prácticas de manejo postcosecha y modalidad de venta que ESDESA a través del GECOM había implementado para su comercialización en algunos supermercados.

Antes de comercializar con ESDESA, nuestro productor vendía a precios irrisorios, apenas el 25% de la cosecha en forma tradicional (racimos) en el mercado de Guanuca.

Casos como el de Freddy han sido un referente para afirmar que una buena plataforma de comercialización, da sentido a la diversificación de la finca y permite un mayor aprovechamiento de todos los recursos disponibles.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0